La construcción del futuro y el pensamiento prospectivo

En un mundo globalizado y complejo como el de hoy, se hace necesario que las personas, las organizaciones, las redes y los sistemas en general  conozcan y utilicen una herramienta vital para la construcción del futuro: el pensamiento prospectivo.

El pensamiento prospectivo constituye una anticipación (preactiva y proactiva) para eliminar las acciones presentes con la intención de lograr  los futuros posibles y deseables.

El pensamiento prospectivo es esa actividad en la que se trata de construir una visión del futuro a corto, mediano y largo plazo, teniendo en cuenta los antecedentes (pasado), la situación actual (presente) y las tendencias que se proyectan y trazan en el camino (futuro) por el cual transitará el individuo y/o la organización.

El pensamiento prospectivo es igual a la anticipación ya que se realizan análisis sistémicos para integrar contestos, contenidos y procesos que conecten las variables y los diferentes actores con sus múltiples interrelaciones, en busca de discriminar con certeza dentro de grandes volúmenes de información, con el propósito de extraer, mediante procesamientos adecuados, aquellas informaciones principales, pertinentes y útiles que permitan realizar una selección de la información para dar mejores respuestas dentro de los procesos de tomas de decisiones.

Hoy en día, por la rapidez de los cambios y los efectos desconocidos de la globalización y de la sociedad, se hace difícil anticipar el rumbo de las fuerzas que mueven  la sociedad. Es por esto que se debe adaptar un nuevo concepto de prospectiva que debe hacer más énfasis en la construcción del futuro que en la anticipación de los cambios.

El problema real en la prospectiva es su carácter anticipatorio que no responde a la situación actual del mundo globalizado y por ello se hace necesario desligarla del componente anticipatorio, en pro de un componente elegible o propositivo y proactivo, sin pretender con ello que la prospectiva pierda su capacidad de tratar de anticipar el futuro, sino que dé una oportunidad adicional a la práctica bajo un enfoque de elección de futuros posibles.

El pensamiento Prospectivo tiene como objetivos:

  • Construir escenarios alternativos de futuro
  • Hacer explícitos escenarios alternativos de futuros posibles
  • Promover información relevante bajo un enfoque de largo plazo.
  • Establecer valores y reglas de decisión para alcanzar el futuro deseado.
  • Proporcionar impulsos para la acción.

El pensamiento Prospectivo trabaja desde una perspectiva sistémica, holística y compleja. Es interdisciplinar requiriendo de creatividad e imaginación para crear algo nuevo y valioso. Busca alcanzar consensos,  involucrar a los actores y buscar compromisos convirtiéndose en un proceso sistemático y continuado en el tiempo dando mayor importancia al proceso y asumiendo todas  las variables que están relacionados de manera dinámica entre ellas y considera que el futuro se puede moldear desde el presente orientándose a la acción para su consecución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *