Diagnóstico: iniciador del cambio

“Las especies que sobreviven no son las más fuertes, ni las más rápidas, ni las más inteligentes; sino aquellas que se adaptan mejor al cambio.” Charles Darwin

Estamos siendo testigos de la rapidez con que se producen los cambios,  y las organizaciones se ven obligadas a reinventarse adaptándose a un entorno de incertidumbre y aprendiendo a caminar dentro de esta incertidumbre.

“Adaptarse o morir” también es un hecho cierto en el mundo de las organizaciones que deben aprender a adaptarse cada vez con mayor rapidez

La transformación con éxito de las empresas puede resultar complicado ya que como cualquier otro sistema, si estas son estables, son resistentes al cambio, con esa frase tan característica de “siempre se ha hecho así y ha dado resultados”

Una empresa es un entramado de personas y departamentos conectados entre sí, que obedecen a una serie de comportamientos instalados, los cuales dificultan que las modificaciones se lleven a cabo con éxito.

Para analizar, averiguar y eliminar lo que impide que un sistema cambie la herramienta más eficaz es el diagnóstico del momento actual que permite organizar y recoger información y también  identificar el nivel o niveles en los que introducir los cambios para obtener el resultado deseado.

Robert Dilts, basándose en los niveles neurológicos propuestos por Gregory Bateson propone una forma de jerarquizar el comportamiento en seis niveles interrelacionados.  La pirámide de los niveles lógicos de pensamiento y de organización que puede ser aplicado tanto a nivel individual como a una organización.

Los niveles a diagnosticar son:

  • Entorno.- Espacio físico y las personas con las que entramos en contacto.
  • Conducta: Son las acciones específicas que se llevan a cabo.
  • Capacidad: Son las habilidades, estrategias o aptitudes.
  • Creencias y valores: se refiere a las generalizaciones sobre aspectos importantes que giran sobre nuestra conducta, son ideas que son consideradas verdaderas.
  • Identidad: es el resultado de lo innato y lo adquirido a los largo del tiempo. Son los valores y la misión.
  • Transcendencia: Se refiere a cómo nos definimos dentro de un sistema más amplio en conexión con un sistema mayor. El Propósito empresarial junto a la RSC

Con un diagnostico eficaz de estos niveles en el momento actual utilizando métodos de diagnóstico de la psicología organizacional, y una buena definición de donde queremos llegar obtenemos los planes de acción a realizar en cada uno de los niveles para lograr de manera eficaz el cambio deseado.

El diagnóstico es un paso imprescindible pues nos indica el punto de partida, siendo fundamental saber realmente dónde estamos, no donde creemos que estamos  para poder diseñar con precisión el camino a recorrer.

En el momento de introducir las estrategias de cambio tendremos en cuenta que un cambio en un nivel inferior no causará necesariamente un cambio en niveles superiores, pero un cambio en un nivel superior siempre tendrá un efecto en los niveles inferiores.

Tras el análisis preliminar podremos decidir en qué nivel o niveles será más inteligente introducir acciones.

Trabajando en  un cambio en las creencias y valores de las organizaciones y aportando a las  personas el conocimiento y habilidad necesarios, es muy probable que obtengamos el cambio que estamos buscando. Si nuestras acciones se centran únicamente en el nivel del entorno, seguramente no consigamos cambios en la conducta y no llegaremos al objetivo previsto.

El diagnóstico es la herramienta fundamental de inicio de un proceso de cambio, la formación es la herramienta imprescindible para conseguir la eficacia en el cambio.

Si quiere saber cómo el diagnóstico puede ayudar a su empresa, contacte con nosotros en info@ciedo.org.

Deja una respuesta